Historia

Provenientes de grandes empresas del sector, un grupo de amantes de la cosmética de tratamiento, encabezados por D. Godofredo Carbonell Mayor, le dio un nuevo enfoque al mundo de los productos destinados a los centros de belleza. Consistía en una filosofía distinta, en la que se quería conjugar la ciencia y el trato humano. Los clientes pasaban a ser personas. Los productos se convertían en tratamientos. La cosmética dejaba de ser un simple negocio para venir a ser, además, una pasión.

 

Filosofía

Desde su fundación en 1987, Marina Laif lleva siendo fiel a una filosofía basada en 3 pilares imprescindibles:

  • HONESTIDAD: se consigue con productos que cumplen con las funciones anunciadas, sin dejarnos llevar por las modas. Sin crear gamas de productos tan grandes que confunden al consumidor.
  • CALIDAD: se logra con ingredientes de eficacia demostrada mediante estudios científicos y cumpliendo estrictamente las Normas de Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Cosméticos.
  • SERVICIO: se asegura con el trato humano, poniéndonos en la piel de nuestros clientes y siendo especialmente sensible con sus inquietudes y necesidades.

Usamos ingredientes naturales y también nuevas sustancias creadas con las últimas tecnologías cuando la eficacia y/o la seguridad resultantes lo aconsejan. No hacemos campañas publicitarias millonarias, ni usamos envases sobrevalorados que encarecen el producto final. Nuestro crecimiento es sostenido y razonable, gracias a la confianza que, durante años, han depositado en nosotros miles de consumidores.

LA COSMÉTICA ÉTICA ES POSIBLE.

 

Actividad empresarial

Marina Laif fabrica productos dermocosméticos de alta calidad. Para ello se nutre de los mejores ingredientes, cumpliendo con todas las normas de calidad establecidas, tanto en el ámbito sanitario, como en el de industria y medioambiente. Su actividad se centra en 3 grandes áreas:

 

I+D+I (Investigación, Desarrollo, Innovación)

Marina Laif dispone de un departamento dedicado en exclusiva a la investigación y desarrollo de nuevos cosméticos eficaces, innovadores y seguros. Y para ello disfruta de instalaciones de calidad y, sobre todo, de un equipo humano, sobradamente formado para realizar sus funciones.

Fabricación y comercialización de productos

Marina Laif tiene laboratorio propio, donde cumple con las Buenas Prácticas de Fabricación para conseguir cosméticos de alta calidad. La comunicación con sus usuarios es directa, para responder rápidamente a sus sugerencias. Así se logra obtener tan altas cotas de satisfacción entre sus consumidores.

Laboratorio de fabricación a terceros

El compromiso con la calidad, nos pone al servicio de empresas que necesitan nuestro asesoramiento, para desarrollarles y/o fabricarles sus propias líneas cosméticas. Esta nueva actividad está teniendo mucha acogida entre empresas que no tienen recursos propios para hacerlo.